Ultra lejos de la convergencia

Las regiones ultraperiféricas reducen un punto en veinte años su lejanía de renta con la Unión Europea

Las regiones lejanas de la Unión Europea no acaban de encontrar su “distancia justa” con el continente. La doctrina  fue acuñada por el Tribunal Europeo de Justicia en su sentencia de diciembre de 2015 sobre Mayotte. En síntesis, sostiene que el estatuto de región ultraperiférica asentado en el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento aspira a una “distancia justa” en la que estos territorios puedan conservar sus fueros sin dejar de aplicar el Derecho de la Unión. Corresponde al Consejo, y no a la Comisión, modular con decisiones políticas la “distancia justa” de las rup  –vino a decir el Tribunal. La doctrina aterrizó en la esfera política por medio del memorando que los líderes locales de las rup entregaron a Jean Claude-Juncker en el Foro celebrado en Bruselas en marzo de 2017. Nació ahí el concepto de “zona habitable”, que los políticos visualizaron como un espacio de límites “ondulados” en el que cada norma y cada decisión en la dimensión europea ha de encontrar un traje a la medida del cuerpo de las rup, un cuerpo cambiante, especialmente expuesto a las vicisitudes de la mundialización de los intercambios económicos.

La Conferencia de líderes locales que se celebra el 22 y el 23 de noviembre servirá para hacer balance de la estrategia europea para los nueve archipiélagos y territorios ultraperiféricos:

 

Las evidencias sugieren que la doctrina de la “distancia justa” no está produciendo una convergencia con la Unión Europea. Veinte años después de la entrada en vigor del Tratado de Amsterdam, en el que se reconoció por primera vez su singularidad, las regiones ultraperiféricas han reducido en un punto su lejanía de renta con la Unión. La mayor economía rup, Canarias, se ha alejado aún más del nivel de vida europeo de lo que estaba en el año 2000. Madeira y Martinica ya la superan en convergencia.

Los ingresos medios por hogar han pasado de 9.200 en el año 2000 a 12.700 en 2000, medidos en unidades de PPS (Capacidad de Compra Estándar):

El desempleo ha pasado del 23,8 al 19,3% de la población activa en el área rup; muy lejos, todavía, del 8% de paro en la UE a 27. De nuevo Canarias vuelve a ir a contra corriente: es la única región en la que ha aumentado el nivel de desempleo en estos veinte años.

La estrategia de la Unión Europea para las rup las ve como tierras de oportunidades para innovar en campos como la economía azul y la economía circular. El siguiente gráfico muestra –con los datos disponibles en Eurostat– la evolución en el número de patentes por cada millón de habitantes:

La Unión Europea ha invertido 10.863 millones de euros en las regiones ultraperiféricas durante el ciclo presupuestario 2007-2013, y otros 13.300 millones durante el periodo siguiente, 2014-2020. Veinte años después de la creación jurídica de lo ultraperiférico, algunos observadores cualificados se preguntan si el 349 es una “zona habitable” o un corsé demasiado estrecho. En Canarias, la primera economía del área rup –pero también, la región con peores indicadores de desempeño–, el análisis crítico del estatuto ultraperiférico es aún un tema tabú. Es una de las regiones que más fondos ha recibido de la Unión Europea. Y aun así, ya empiezan a escucharse voces autorizadas, como la de Juan Arencibia Rocha, que echan de menos estar fuera de la unión aduanera y tener libertad para comerciar con el mundo, como siempre tuvieron estas islas.

Europa Rup recomienda

Postal desde Katowice

Acuerdo en la conferencia sobre el clima; el boom de los instrumentos financieros de la política de cohesión; exenciones del "octroi de mer" en las rup francesas.

Postcard from Katowice

Agreement at the climate conference; the boom in the financial instruments of cohesion policy; exemptions of the "octroi de mer" in the French outermost regions.