La distancia justa

El momento cero del Brexit

Así se prepara desde la UE el escenario de una desconexión sin acuerdo

Read in English

LA COMISIÓN EUROPEA se prepara para un Brexit duro. La ratificación del acuerdo de noviembre en el lado británico se complica por momentos. No hay certeza alguna de que la primera ministra Theresa May conseguirá el apoyo del Parlamento en la votación de enero. Acaba de superar a duras penas una moción de confianza planteada desde las filas de su propio partido, y ya tiene otra del líder laborista, Jeremy Corbyn, sobre la mesa. La cuestión de la barrera fronteriza entre las dos Irlandas es el principal escollo del acuerdo. Los unionistas y buena parte de los conservadores no quieren apoyar un acuerdo que contempla esa medida, aunque solo sea como una red de seguridad, y durante un tiempo limitado.

La sociedad británica está cada vez más dividida por el Brexit, entre fuerzas europeístas que piden un segundo referéndum y fuerzas partidarias del Brexit que creen que el acuerdo de la señora May con la Unión Europea está lleno de concesiones a Bruselas y piden una desconexión pura y dura el próximo 29 de marzo a las 11 de la noche, 59 minutos y 59 segundos. 

La primera ministra May fue al último Consejo Europeo el pasado 13 de diciembre a pedir ayuda, en forma de una aclaración pública, desde el lado de la UE, de que la barrera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda nunca se activará. Puede que hubiese tranquilizado a los más escépticos en la Cámara de los Comunes, que hoy le niegan el apoyo necesario para ratificar el acuerdo. En lugar de eso, la señora May obtuvo una declaración de los 27 reafirmando que no habrá una renegociación del acuerdo con el Reino Unido, y que el acuerdo de noviembre es el único posible. A lo único que accedieron es a decir que la barrera entre las Irlandas no es deseable por ninguna de las partes y harán todo lo posible para que no se aplique.

La comunicación de la Comisión Europea, publicada este miércoles 19 de diciembre, puede leerse como otra forma de decirle no a la primera ministra británica. Bruselas se prepara para una desconexión sin acuerdo, que entraría en vigor a las cero horas del 30 de marzo de 2019. Las primeras medidas del plan de contingencia y las previsiones sobre cambios legislativos afectan a sectores como el comercio, el transporte aéreo y el turismo, la seguridad social, los servicios financieros, o el estatuto de residencia de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido y los del Reino Unido en la UE.

La Comisión llama a ciudadanos, empresas y Estados miembros “a prepararse para todos los posibles escenarios, evaluar los riesgos relevantes y planear su respuesta para mitigarlos” –página 1 de la Comunicación.

Bruselas encarece la importancia de que los Estados miembros se refrenen de la tentación de arreglos bilaterales con Londres para solucionar problemas particulares:

“Minaría el proceso de ratificación, en la mayoría de los casos no sería compatible con el Derecho de la Unión Europea, y podría crear un campo de juego desigual entre Estados miembros. Además, complicaría las futuras negociaciones para una nueva asociación con el Reino Unido […] Es esencial continuar con una aproximación única” –página 2.

Las medidas de contingencia deben cumplir –en todos los niveles de decisión: UE y Estados miembros– con tres principios, según la Comisión.

En primer lugar, las medidas “no deben replicar los beneficios de pertenecer a la Unión” – página 2. En otras palabras, Bruselas no quiere que el Parlamento Europeo, el Consejo y los Estados se preparen para la desconexión adoptando medidas que extienden el statu quo actual como un apaño a la espera de un acuerdo de asociación definitivo entre las dos orillas del Canal.

El segundo principio prescribe que las medidas de contingencia deben ser temporales. 

Además, deben ser medidas adoptadas unilateralmente por la UE en su propio interés y deben ser revocables en cualquier momento. 

Las medidas de adaptación al Brexit en un escenario de no ratificación del acuerdo deben respetar la división de competencias prevista en los Tratados. Las medidas adoptadas al nivel de decisión de los Estados deben ser compatibles con el Derecho de la Unión. Por último, “no deben ser medidas que remedien retrasos que podrían haber sido evitados mediante medias de preparación y acciones a tiempo por los actores relevantes” –página 3.

Ciudadanos

La Comisión pide a los Estados miembros que tomen medidas para que todos los nacionales del Reino Unido que estén residiendo legalmente en un Estado miembro el 29 de marzo continúen siendo considerados como residentes sin interrupción.

Esta medida estará condicionada a la reciprocidad de Londres con los nacionales de Estados de la UE que están residiendo en el Reino Unido. Bruselas anuncia en su comunicación que “continuará monitorizando de cerca la posición del Reino Unido con respecto al estatus de residencia de los ciudadanos de la Unión en el Reino Unido”.

Seguridad Social

La Comisión llama a los Estados miembros a reconocer –tanto para los ciudadanos de la UE27 como para los del Reino Unido– los periodos de trabajo y afiliación a la Seguridad Social hasta el día de la desconexión. 

Servicios financieros

Bruselas propone al Parlamento Europeo y el Consejo que adopten un acto legislativo que establezca un plazo de doce meses durante el cual las entidades financieras establecidas en el Reino Unido podrán seguir operando en la Unión Europea, siempre que la medida sea recíproca desde el lado británico. Para los servicios de depositarios centrales de valores, la Comisión propone un periodo transitorio de 24 meses. 

Transporte aéreo

Para evitar la interrupción del tráfico aéreo entre las dos orillas del Canal de la Mancha, Bruselas propone una regulación que autorice “temporalmente, durante doce meses, la provisión de ciertos servicios aéreos”.

Se permitirá a las líneas aéreas del Reino Unido atravesar el espacio aéreo europeo sin aterrizar. Estarán autorizadas también a hacer escalas y realizar servicios de transporte de carga y pasajeros. 

Aduanas y exportación 

La Comisión pide a los Estados miembros que el 30 de marzo de 2019 estén en condiciones de aplicar el Código Aduanero de la Unión y las normas relevantes sobre fiscalidad indirecta a todas las importaciones desde el Reino Unido y a todas las exportaciones hacia el Reino Unido. 

Si el acuerdo no es ratificado en el lado británico, el Reino Unido pasará a ser, a todos los efectos –también para el comercio– un país tercero. 

Cooperación transfronteriza

El plan de contingencia de la Comisión prevé mantener los programas de cooperación entre las poblaciones fronterizas de las dos Irlandas, financiados con Fondos Estructurales y de Inversión de la UE. 

Quizá sea el único guiño que se permite el documento a la urgencia de la primera ministra May en una clarificación de la cuestión irlandesa que apunte hacia la continuidad de la situación de frontera abierta entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

- Anuncio -
V. Rodríguez Gago | Europa Ruphttp://www.europarup.com
Colaborador senior en Europa Rup, siguiendo la economía y la innovación en las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea. Senior contributor at Europa Rup, covering economics and innovation in EU Outermost Regions.

El blog de la Redacción de Europa Rup. Su título alude a la doctrina de la distancia justa, acuñada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al definir, en una sentencia de 2015, el lugar de las regiones ultraperiféricas en el Derecho europeo: una "distancia justa", vino a decir el Tribunal, entre los fueros de estos territorios singulares y las normas de la Unión. Antes que una latitud fija, la distancia justa de las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea es una modulación del Derecho europeo. Modular la distancia justa de las RUP es un mandato del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento al Consejo, y por lo tanto, un asunto abierto a la negociación política permanente entre las regiones, los Estados Miembros y las instituciones de la UE, según estableció el Tribunal. En este blog, observamos las decisiones políticas que trazan el lugar de las RUP en el proyecto europeo. Ni muy cerca ni muy lejos de las noticias de la actualidad, entre el análisis y el comentario, el blog busca su propia distancia justa desde la que preguntarse qué aportan a Europa, y qué necesitan de ella, los europeos de los territorios más excéntricos y lejanos. (Fotografía: © Lin Mei en Unsplash).

Selección de Europa Rup

Productividad es todo eso que pasa mientras haces una lista de tareas

La eclosión del 'bullet journal' y la productividad en las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea.

Brexit would alter Europe’s leadership in the offshore wind market

The United Kingdom represents 35% of the installed capacity in the world. China has surpassed Europe in capacity deployed in 2018, according to the 2018 Offshore Wind Energy Technology Market Report.

Canarias aporta tres prototipos al despegue mundial de la energía eólica en el mar

El Departamento de Energía de los Estados Unidos incluye en su informe anual los ensayos de turbinas eólicas fijas y flotantes en el banco de pruebas de Plataforma Oceánica de Canarias.