La próxima generación de los fondos europeos

La renta por habitante seguirá siendo el principal criterio de asignación a las regiones europeas. La fórmula de cálculo se refinará con datos de paro juvenil, bajo nivel educativo, acogida de migrantes y emisiones de CO2

Read in English

La política de cohesión nació con el proyecto europeo de los fundadores. Su primer instrumento, el Fondo Social, se creó en 1957, al mismo tiempo que la Comunidad Económica Europea y el Euratom. El Tratado de Lisboa –vigente desde 2009– añadió la cohesión territorial a la política de cohesión económica y social instituida en el Acta Única de 1986. Hoy en día, la política de cohesión representa un tercio del presupuesto de la Unión Europea. Absorbe 325.000 millones de euros durante el septenio 2014-2020; y si prospera la propuesta de la Comisión para reformarla, dispondrá de 373.000 millones de euros para invertir en las regiones durante el próximo ciclo largo presupuestario, de 2021 a 2027.

Dotación total de la Política de Cohesión (a precios de 2018) 330.624 mill. €
Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) 200.629 mill. €
  • Inversión en Empleo y Crecimiento
190.752 mill. €
  • Cooperación Territorial Europea
8.430 mill. €
  • Regiones Ultraperiféricas y Zonas Escasamente pobladas
1.447 mill. €
Fondo de Cohesión 41.349 mill. €
  • de los cuales contribuyen al MCE Transporte
10.000 mill. €
Fondo Social Europeo Plus 88.646 mill €

Bruselas presentó en mayo de 2018 su propuesta de la política de cohesión para 2021-2027, que incluye un nuevo método de asignación de los fondos. La reforma ha estado en el centro de la conversación durante la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades, celebrada  en octubre en Bruselas. La comisaria de Política Regional, Corina Cretu, habló de una “próxima generación” de fondos europeos que debe impulsar la especialización competitiva de las regiones y su transición a una economía baja en carbón. Serán –prometió– recursos mejor adaptados a las necesidades y potencias de cada región. Las autoridades locales tendrán más iniciativa al gestionarlos. Su regulación se simplificará y la carga administrativa para los interesados se reducirá. Atenderán nuevas necesidades, como la integración de los migrantes. 

La pelota está ahora en el tejado del Parlamento y del Consejo. La reforma debe integrarse en el nuevo marco financiero plurianual. La Comisión opina que el acuerdo debe adoptarse antes de las Elecciones europeas de 2019. De otro modo, ocurrirá como en transiciones anteriores entre septenios, cuando se interrumpía la financiación de los proyectos por no haberse aprobado a tiempo el marco presupuestario.

Asignación específica para las Rup

La propuesta de la Comisión sobre la reforma de la política de cohesión para el periodo 2021-2027 mantiene una rúbrica específica en el Fondo de Desarrollo Regional destinada a las nueve regiones ultraperiféricas. Se trata de una asignación adicional a la que estos territorios recibirán por el método de cálculo común a todas las regiones. El Feder-Rup para 2021-2027 ascenderá a 1.447 millones de euros, si prospera la propuesta de la Comisión. Son unos 140 millones más que los asignados en el marco plurianual de 2014 a 2020.

La fórmula de reparto entre las nueve regiones Rup dispone una asignación de 30 euros por habitante y año. De acuerdo con esta propuesta, ofrecemos al lector la siguiente aproximación al esquema de asignaciones a los nueve territorios Rup, con cargo a los 1.447 millones de euros (a precios corrientes) del Feder-Rup:

Por lo demás, las regiones Rup participarán en el método de localización territorial de los fondos común a todas las regiones de la Unión.

La política de cohesión reformada mantendrá el criterio de la renta por habitante como la piedra angular del sistema de cálculo. La propuesta de la Comisión reafirma la clasificación en tres categorías de regiones: menos desarrolladas, con una renta por habitante menor al 75% de la media en la UE-27; regiones en transición, cuya renta por habitante está comprendida entre el 75% y el 90% de la media europea; y regiones más desarrolladas, convergentes en más de un 90% con la renta media europea por habitante.

La nueva fórmula de reparto

Cada región de la UE recibirá una asignación mínima y máxima, dependiendo de la categoría a la que pertenezca por su nivel de renta. 

La asignación se intensificará con la ponderación de circunstancias como el desempleo, el desempleo juvenil, el bajo nivel educativo, las toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera o el número de migrantes acogidos. 

Las regiones ultraperiféricas serán especialmente elegibles para la asignación por desempleo juvenil. Algunas –como Canarias– rondan el 70% de paro en este segmento de la población.

Al refinar la fórmula de asignación territorial con nuevos criterios de reparto, la Comisión Europea pretende “reducir las disparidades entre regiones” y “reflejar mejor la realidad sobre el terreno”, según comunicó el Colegio de comisarios en mayo. 

Como resultado de aplicar el nuevo método de asignación, la Comisión ha presentado un esquema de reparto por Estados Miembros, para el periodo 2021-2027. Cada Estado recibe una cantidad de fondos de la política de cohesión que es la suma de las asignaciones para cada una de sus regiones.

Las asignaciones propuestas por la Comisión para el ciclo plurianual 2021-2027 son las siguientes:

La inversión de la Unión Europea en las regiones ultraperiféricas asciende a 13.300 millones de euros para el periodo 2014-2020. Este cálculo incluye los fondos estructurales (Feder y Fondo Social Europeo Plus) y el Posei (Programa de Opciones Específicas para la Lejanía y la Insularidad), que es el instrumento específico de la política agraria en las regiones ultraperiféricas. Aproximadamente la mitad –unos 6.100 millones de euros– se canalizaron al sector agro-industrial y pesquero, a través del Posei.

Documentos de referencia

Europa Rup recomienda

Postal desde Katowice

Acuerdo en la conferencia sobre el clima; el boom de los instrumentos financieros de la política de cohesión; exenciones del "octroi de mer" en las rup francesas.

Postcard from Katowice

Agreement at the climate conference; the boom in the financial instruments of cohesion policy; exemptions of the "octroi de mer" in the French outermost regions.