Energía limpia no para todos

El paso a una economía baja en emisiones no arranca en las islas ultraperiféricas

Si las 2.700 islas de la Unión Europea son aceleradores naturales de la transición a una economía decarbonizada –como quiere la Comisión Europea–, las ocho islas ultraperiféricas deben ser entonces las parientes lentas de la familia. El segundo Foro de la Iniciativa Energía Limpia para las Islas de la UE que se celebra este 5 de noviembre en Lanzarote invita a algunas observaciones paradójicas. Lo acoge una región que representa la primera economía Rup, con un PIB de 42.460 millones de euros –Eurostat, para 2016– que duplica el de la segunda economía ultraperiférica. Sigue siendo, aún así, la región más dependiente de la importación de energía del petróleo, estancada en un 98,5% –Anuario Energético de Canarias, para 2016– de su consumo total de energía. 

Más paradojas: la región anfitriona del Foro de la Energía Limpia tiene actores y proyectos de innovación en las energías renovables que reciben fondos de la Unión Europea y del Estado, como la central hidro-eólica de Gorona del Viento, en la isla de El Hierro –79 millones de euros de inversión, fuente el IDAE– o el consorcio Plataforma Oceánica de Canarias, y al mismo tiempo, es la región Rup con una participación más baja de las energías renovables, un 7,5% –Anuario Energético de Canarias, para 2016–, solo mayor que la de Martinica y Mayotte, y muy lejos del 62% de Guyana –fuente Électricité de France, para 2016. 

El siguiente gráfico relaciona la potencia eólica instalada con la población de los territorios ultraperiféricos, comparando el resultado con los de la UE a 28 y los de los Estados soberanos en las Rup –fuentes, autoridades estadísticas locales y nacionales y elaboración propia.

En el II Foro de la Energía Limpia para las Islas de la UE no hay prevista –al menos, sobre el papel del programa– comunicaciones de los ingenieros que están liderando el desarrollo de proyectos locales de energías limpias que pueden transformarse en patentes exportables a otros territorios del mundo. Ninguno de los proyectos bandera de Canarias en este campo estuvo entre los cuatro ejemplos de buenas prácticas seleccionados por la Comisión para la sesión específica sobre las Rup en la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades celebrada en octubre en Bruselas. Al describir el caso de la central de Gorona del Viento, dos de los ingenieros que participaron en su construcción, Sergio González y Juan Lorenzo, han observado la falta de un programa de I+D+i asociado al proyecto.

Intenciones sin compromisos

Las paradojas de Canarias en la transición energética ilustran el estado de la cuestión en los territorios insulares y alejados de la plataforma continental de Europa. 

De momento, el compromiso de la Comisión con la aceleración del paso a una economía baja en emisiones de gases de efecto invernadero en estas regiones se queda en el plano de la declaración política. La más solemne fue en Valletta, Malta, el 18 de mayo de 2017, cuando los ministros de Energía y Medio Ambiente de los Estados miembros decidieron impulsar una iniciativa para una transición energética a la medida de las islas. Crearon el foro que ahora se celebra en Lanzarote en su segunda edición como un espacio de discusión de autoridades, expertos y stakeholders. Sin embargo, la declaración subraya que solo es una exposición de intenciones, “sin ningún compromiso legal”. Más allá del voluntarismo, los datos muestran que la transición energética no marcha en las regiones ultraperiféricas 

Cuando, a finales de este noviembre, se reúnan en Canarias las autoridades locales de las nueve regiones, las de los Estados miembros con soberanía sobre estos territorios y las de la Comisión Europea, la transición energética estará entre los temas estelares de discusión de la Conferencia de las Rup. Desde la ultraperiferia de la UE, los objetivos de la Unión Europea en este campo se ven tan lejanos como París, Lisboa, Madrid o Bruselas.

Para 2020, la Unión Europea espera haber llegado a un 20% del consumo total de energía suministrado por fuentes renovables. La Comisión Europea propone además llegar al 27% en 2030, reducir en un 40% la emisiones de GEI y elevar al 32,5% el ahorro energético –fuente de los datos, la Comisión Europea. Llegar a un 30% de ahorro equivaldría a cerrar 600 centrales eléctricas térmicas convencionales. 

El paquete de medidas sobre clima y energía para 2020 –extendido ahora al horizonte de 2030– prevé reformas de eficiencia energética en los edificios gubernamentales de los Estados y las regiones a un ritmo del 3% de inmuebles al año. Las empresas de gran tamaño quedarán obligadas a realizar auditorías de eficiencia energética cada cuatro años.

Los arquitectos dormidos

En este ambiente de zafarrancho de combate contra el cambio climático, a las regiones ultraperiféricas se les han pegado las sábanas. Solo Madeira y La Réunion están consiguiendo reducir su dependencia del petróleo en alguna medida. El resto  sigue estancado en una dependencia energética del exterior que ronda el 90% y, en el caso de Canarias, el 100%.

La intensidad energética es uno de los datos más elocuentes al observar el grado de eficiencia. Mide el consumo bruto de energía medido en tep (toneladas equivalentes de petróleo) que necesita una economía para crear un millón de euros de nueva riqueza. 

El siguiente gráfico muestra la intensidad energética en las regiones ultraperiféricas de las que hemos encontrado datos disponibles, comparándola con la situación de la Unión Europea a 28 y de los Estados miembros soberanos en las Rup –fuentes, autoridades estadísticas locales y nacionales y elaboración propia.

El Foro de Lanzarote sobre Energía Limpia para las Islas se supone que analizará en qué medida las islas de la Unión Europea, un grupo de 2.700 territorios dispersos en el mundo, pueden ser “los arquitectos de su propia transición energética”, como señala la Declaración de Malta de 2017. En el caso de las regiones ultraperiféricas, puede que los datos no despierten la euforia de los participantes.

Europa Rup recomienda

State of ballots in the EU

Election year in the EU; Comoros claim of sovereignty over Mayotte; the outermost regions take advantage of the growth of aquaculture in the EU.

Ultra lejos de la convergencia

Las regiones lejanas de la Unión Europea no acaban de encontrar su “distancia justa” con el continente. La doctrina  fue acuñada por el Tribunal...