Canarias aporta tres prototipos al despegue mundial de la energía eólica en el mar

El Departamento de Energía de los Estados Unidos incluye en su informe anual los ensayos de turbinas eólicas fijas y flotantes en el banco de pruebas de Plocan

Read in English.

LA ENERGÍA eólica offshore (en la costa) acelerará su despliegue mundial en los próximos diez años, impulsada por el crecimiento de la demanda en China, Europa y los Estados Unidos, por la mejora de la tecnología disponible y por una reducción del precio de las concesiones administrativas. Lo constatan, uno tras otro, todos los informes oficiales. Lo hizo la Comisión Europea en su Informe anual sobre la Economía Azul, presentado en junio en Lisboa. Lo confirman, ahora, el Departamento de Energía de los Estados Unidos y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable en el Informe sobre el Mercado de la Tecnología Eólica Offshore 2018, con datos actualizados hasta el 31 de marzo de 2019, que se ha publicado el 19 de agosto de 2019. Según estas dos agencias, la potencia eólica instalada en el mar pasará de los 22,5 gigavatios (GW) desplegados en el mundo actualmente, a una capacidad de entre 154 y 193 GW en 2030, y de unos 500 GW, en 2050.


En 2018, se batió el récord de nuevas instalaciones en la costa, con una potencia total de 5.562 megavatios (MW), un 50% más que en 2017. La mitad se desplegó en China; el Reino Unido activó otros 2.120 MW; Alemania, 835 MW; Dinamarca, 28 MW, y el resto del mundo, 17 MW. El informe registra la primera instalación offshore en España, la turbina Elisa, construida por Esteyco y Siemens Gamesa, entre otros socios, que se conectó a la red en el banco de pruebas de Plocan en la costa de Gran Canaria, en las Islas Canarias, y está a pleno funcionamiento desde marzo de 2019, con una potencia de 5 MW. El proyecto fue seleccionado en 2015 por el Programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea.

La potencia eólica en el mar llegará a los 193 GW en 2030, y a los 500 GW, en 2050, según el Informe del Mercado de la Energía Eólica Offshore publicado por el Gobierno de los Estados Unidos

El Departamento de Energía y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable incluyen en su informe, además, otros dos prototipos de instalaciones flotantes en aguas de más de 60 metros de profundidad, que Plocan está desarrollando para su activación en 2021. Uno de ellos, con una turbina de 8 MW de potencia, es un sistema híbrido que aprovechará la energía del viento y de las olas.


En el mundo, había 176 instalaciones de energía eólica en el mar a finales de 2018, con una potencia desplegada total de 22.592 MW. La proyección para 2019 del Departamento de Energía y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable de los Estados Unidos es que los nuevos despliegues superarán el récord de 2018, cuando se activaron nuevas instalaciones en el mar con una potencia de 5.652 MW. Aparte de la capacidad ya desplegada, hay proyectos en distintas fases previas (desde la adquisición de permisos a la construcción). El esquema total de proyectos en distintas fases de desarrollo e instalaciones ya operativas en el mundo sumaba 272.000 MW de potencia, según los datos actualizados al 31 de diciembre de 2018.

Por qué crece el mercado de la energía eólica offshore

Varias fuerzas están acelerando el crecimiento del mercado de la energía eólica offshore en el planeta. El Informe del Departamento de Energía y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable señala la reducción del precio de las subastas administrativas de licencias, desde los 200 dólares por MW a una media de entre 74 y 79 dólares por MW, como uno de los factores clave del crecimiento de la industria.

La demanda de energía eólica offshore en Asia –particularmente, en China, Vietnam, Japón y Corea del Sur– y en los Estados Unidos, donde hay proyectos autorizados para desplegar 25.824 MW, y leyes como la aprobada en California en 2018 prevén un 100% de energía limpia para 2045, es otro de los motores del crecimiento de la industria, según el informe de las dos agencias estadounidenses. China impulsará la demanda global en los próximos diez años: de la potencia total que se espera esté desplegada en en el mar hacia 2030, más del 40% será en China, otro 50%, en Europa, y el 10% restante se repartirá entre los Estados Unidos y países asiáticos distintos de China.

En 2018, se batió el récord de nuevas instalaciones offshore, y todo apunta que volverá a batirse en 2019, según el Gobierno de los Estados Unidos

La región asiática “puede superar pronto a Europa en términos de adición de nueva potencia” de energía eólica offshore, debido a la demanda china de energías renovables y la motivación regional de hacer progresos en la fabricación de los componentes.

El liderazgo europeo en el mercado de la energía eólica offshore descansa en varios comportamientos, según el informe del Departamento de Energía y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable. Los concursos públicos tienen “reglas claras y transparentes”; los fabricantes de equipos y los instaladores están radicados en Europa; la región cuenta con una cadena de suministro y logística madura; posee fuertes redes de I+D y, además, lleva 28 años de ventaja en el despliegue de la energía eólica offshore.

El cambio tecnológico también está contribuyendo decisivamente a reducir los costes. En el horizonte inmediato, está la comercialización de turbinas de 10 y 12 MW, frente a las de 5-8 MW que funcionan en la actualidad. Siemens Gamesa ha anunciado en enero de 2019 una turbina de 10 MW que estará en el mercado en 2022, y General Electric está desarrollando otro modelo de 12 MW para comercializarlo en 2021. Las agencias estadounidenses prevén el despliegue de nuevas turbinas de hasta 15 MW antes de 2030.

La investigación en turbinas de mayor capacidad tiene como objetivo reducir el coste por kilovatio, pero también retrasa la madurez de la industria de la energía eólica offshore, que aún se encuentra en una fase temprana de su desarrollo, según advierten los expertos.

“Aunque las turbinas mayores mejoran los costes del proyecto a largo plazo, también puede retrasar la madurez de la industria. Puede llevar algunos años para los fabricantes de componentes y de infraestructuras estabilizar en el mar unas turbinas de mayor tamaño. Este problema de escala va a persistir”, prevé el informe del Departamento de Energía de los Estados Unidos y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable.

Proyectos europeos de energía eólica offshore instalados y conectados en 2018

La próxima generación de instalaciones offshore será flotante

El despliegue de instalaciones flotantes en aguas profundas acelerará el crecimiento del mercado, según el informe sobre la situación de la energía eólica offshore. En los Estados Unidos, más del 58% de la superficie del mar óptima para la energía eólica está en aguas de más de 60 metros de profundidad. En Europa, la superficie óptima es, en el 80% de los casos, aguas profundas. A finales de 2018, había 8 instalaciones flotantes funcionando en el mundo, todas en fase de pruebas, con una potencia total de 46 MW. Cinco pruebas, con una potencia total de 37 MW, se están llevando a Cabo en Europa, y otras tres (9 MW), en Asia. Hay otros 14 proyectos aprobados, con una capacidad prevista de 200 MW. España aportará dos prototipos desarrollados por Plocan en la región ultraperiférica de Canarias, cuyas pruebas empezarán en 2021. Ningún proyecto de tecnología flotante llegará al mercado antes de 2025, según la previsión de las dos agencias estadounidenses. Su informe indica que, con los datos actualizados al 31 de diciembre de 2018, la potencia eólica desplegada en instalaciones flotantes alcanzará los 4.888 MW en 2027.

Fuentes consultadas para este artículo:

Selección de Europa Rup

Richard Clouet: «The universities of the outermost regions are ready to work together»

Campus RUP, the alliance of seven universities in the outermost regions, opts to be recognized as a European University. The Vice Chancellor for International Relations of the ULPGC sees university and scientific cooperation in the EU-RUP space as an irreversible fact.

Inteligencia artificial contra los incendios forestales

Investigadores españoles desarrollan un programa que mide el peligro potencial y evalúa su impacto económico en un territorio.

Productividad es todo eso que pasa mientras haces una lista de tareas

La eclosión del 'bullet journal' y la productividad en las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea.